viernes, 8 de julio de 2011

.....

Mientras escucho la estación de radio, varias cosas vienen a mi mente, al parecer me estoy deprimiendo por cosas del pasado, ya que estando sola en tu oficina sin nadie alrededor te pone a pensar en cosas que te entristencen tanto, que no puedes soportarlo, pero tienes tanto trabajo que simplemente olvidas en lo que piensas.
No me deprime haber terminado con Lau, esas cosas pasan, es tan buena persona pero ambar sabiamos lo que podía pasar, en mi punto de vista y que ella pudo notarlo es que no había intensidad en mi persona por ella, como lo he sentido por otras mujeres.

Recordarla a bubululu, me a frustrado y al parecer voy por el mismo camino que cuando la caracol(chica 2009) me lastimo de una manera que no pense posible, sin embargo el asunto es que al parecer los detalles de los problemas psicoticos y trastornos psicologicos, se estan viendo mucho o mas bien sintiendo, es frustrante querer saber de ella, pero las cosas no terminaron bien y si visitara sus paginas solo lograria hundirme en una depresión sin salida, tocando un fondo que no quiero volver a ver.

Como es posible que uno pueda sentir tanta intensidad y que por estupideces te enojes, arruines todo y te quedes con la frustración y un sentimiento no de culpa ni remordimiento pero si de inestabilidad emocional, incontrolable a veces, hiriente y destructivo de una forma terrible, personalmente hablando no me sentía de esa manera, aun intentado hace unos meses poder remediar las cosas, un fracaso rotundo, dandome cuenta que muy posiblemente aquella amiga de la que me hablo con la que estudia puede ser su novia ahorita, solo de pensar en eso me duele el estomago y me dan ganas de cortarme a mi misma como antes lo hacia, cuando hay emociones que no puedo controlar o la locura de tatuarme algo referente a ella, viendo sus fotos...

Que pesima persona soy e inaguantable, frustrante, deprimente...

2 comentarios:

DarkFashionPrincess dijo...

Acabas de describir lo que siento ._. me encuentro en las mismas. Animo... (:

Rivela Guzmán dijo...

Ánimo, corazón. No dejes que ese tipo de cosas te arrastren al hoyo del que has logrado salir con tanto esfuerzo. Ha de ser cosa de la melancolía... Sea lo que sea, sabes que mereces más que eso. :)