jueves, 18 de noviembre de 2010

Farewell My Concubine...

Estos días he estado tan metida en mi mente, en mi mundo, en mi alma, en el sufrimiento y dolor que hay, en mi entrada antepasada hable de un asunto, grave para unos, para otros no tanto...

¿Como pueden las personas ser así??? Es algo que tanto el mundo y yo nos preguntramos siempre, como puede haber tanta clase de diferencias, sentimientos y formas de pensar, verdaderamente todos somos únicos y no todos tenemos la misma forma de pensar, otros solo tenemos similitudes con los demas, pero nadie es igual ni perfecto, podemos buscar nuestra perfección pero tardaríamos años en encontrarla. Perfectamente se que soy extraña, sarcastica, cruel en momentos y con sueños de vengarme sobre todo vengarme y perfectamente se que para la gente eso esta mal...

He sufrido mucho y se que por eso soy como soy, sufrí tanta humillación de niña que llegue a sufrir un colapso psicologico, los cuales aun padezco y lucho contra ellos, nunca me ha gustado hablar de ello realmente pero hace unos días casi sufría uno y pude controlar mis impulsos, a veces aun me cuesta controlarme pues me es muy difícil, ahorita la situación que estoy pasando es terrible, para mí la hipocresía es el peor pecado del mundo, yo honestamente nunca he sido hipocrita pero si hay cosas que no quiero que la gente vea, siempre muestro mi lado amable por que se que la gente huiría de mi al verme enojar, no se porque la gente huye si cuando ellos se enojan tiene uno que soportarlos... como dije la hipocresía es lo peor que podría haber y soportar en uno o que los demas te lo muestren me causa una tremenda depresión, quisiera ya no respirar y solo dejar de ser; como es que alguién es capaz de decir "te quiero" tantas veces y después desaparecer sin hablar de nuevo ¿cómo es posible?, se que algunas veces fui cortante pero es parte de mi y es inevitable, pero almenos yo daría la cara y diría las cosas como son, por eso ODIO a la gente que es de las que dejan de hablar, yo dejo de hablar cuando tengo cosas que arreglar en mi mente y asi fue la semana pasada para mi...

Adiós mi concubina es una pieza exquisita que me ha marcado es de las pocas películas que me han echo llorar realmente, me di cuenta de tantas cosas, sentía como si me abrazara esta obra de arte, atrapandome en sus líneas en esos labios rojos y maquillaje blanco...



"Pasos de música siento cerca de mí,

alma como la noche espera,

vacía eres como lo jarrones de porcelana,

destructora y vengativa en las noches de invierno,

¿Cómo puedes amar tanto?

Y demostrar lo contrario,

no eres música, no más.



Eres indigna de mis pensamientos,

eres azufre en mi alma,

los olas del mar que destruyen,

el poco amor propio que hay"



Alex Weir

1 comentario:

PoesisT dijo...

Yo quedé muy sorprendida y me diste mucho que pensar aquella noche, necesitaba tiempo para ordenar mis ideas y sentimientos. La sorpresa me la llevé yo cuando de repente veo que dejaste de seguir mi blog, que me habías borrado del facebook y cuando prendo mi celular, recibo un mensaje tuyo que me confundió aún más. No entendí a cuáles indirectas te referías pero debido a tus métodos tan cordiales de eliminar cualquier contacto conmigo, preferí no preguntar más. Me quedaba claro que ya no querías saber nada de mí y al igual que tú, me confundía sentir que después de todo lo que pasó no me merecía ni siquiera unas palabras, algo... solo un simple mensaje de texto.

Cuando te decía que te quería, lo decía en verdad, por qué así lo sentía... Créeme que yo también odio la hipocresía y si me molesta que insinúes eso de mí... También me molesta la cobardía, si tenías algún problema con mis indirectas pues me lo hubieras dicho y punto. Sé que por cuestiones de distancia/tiempo no podemos hablar cara a cara, pero al menos en el msn o algún otro medio a través de los cuáles tantas veces nos valimos para sentirnos más cercanas...

Habiendo aclarado lo anterior, quedo dispuesta si gustas establecer comunicación conmigo, si quieres aclarar o decirme algo. Es tu decisión y yo cómo ya sabes, la respetaré. Si decides no contactarte sólo quiero que sepas que todo lo que te dije fue por que en verdad así lo sentía, jamás te mentí y que lamento mucho toda esta serie de malosentendidos. Nunca olvides que en mí tendras a una amiga cuando me necesites y que siempre siempre te deseo lo mejor, que seas muy feliz y te estaré mandando mi buena vibra desde aquí. Muchas gracias. Un abrazo y un beso.